De lunes a viernes de 09:00 a 19:00h
Casos de éxito
Home post / Blog Reparatudeuda / Cancelar las deudas de las tarjetas con la Ley de la Segunda Oportunidad

Cancelar las deudas de las tarjetas con la Ley de la Segunda Oportunidad

Autor: Equipo Reparatudeuda

Muchos Españoles se endeudan a crédito con sus tarjetas según un estudio de Repara tu deuda

La mayoría de deudas tienen raíz en las tarjetas de crédito. Este es un gran problema ya que cada vez son más las personas que requieren esta clase de préstamos. En los Estados Unidos, por ejemplo, la media de los adeudos de crédito es de 5000 dólares por persona, esta es una gran cantidad de dinero, teniendo en cuenta que hay 327 millones de habitantes en los Estados Unidos.

Si las personas comienzan a basar su arquitectura financiera en una tarjeta de crédito, lo que ocurrirá es que los intereses por los pagos atrasados comenzarán a elevarse y eventualmente las deudas serán muy grandes.

Por suerte las solicitudes de crédito han bajado drásticamente desde el año 2006, a causa de la crisis, pero a partir del año 2014 comienzan a subir una vez más. Mientras más créditos se concedan, más deudas se generarán, algo realmente negativo para todas aquellas personas que deben pagar porcentajes de intereses altos.

El pago con tarjetas de crédito es muy común a día de hoy, gran parte de la población prefiere pagar con su tarjeta en vez de tener que ir a sacar dinero al cajero. Un estudio realizado por INDEC revela que el 34,9% de los pagos son realizados en efectivo y el 32,8% con tarjetas de crédito.

En caso de que las deudas de la tarjeta de crédito comiencen a dispararse, lo más recomendable es pedir un préstamo ya que las tasas suelen ser menores y además, muchas veces los préstamos son concedidos al transcurrir solamente 48 horas.

Lo importante es no acumular las deudas de la tarjeta de crédito, y no requerir un préstamo de forma rutinaria ya que si se sobrepasa cierta cantidad de solicitudes es prácticamente imposible volver a pedir un crédito.

Si pedimos créditos y los gastamos, las empresas facturan más y ganan más dinero. Este dinero proviene de los sueldos de años venideros. Como resultado, habremos transferido una gran cantidad de nóminas futuras a beneficios actuales de las empresas. “El hombre que cambió su casa por un tulipán” (2009), Fernando Trias De Bes

Una vez las tasas hayan llegado a cantidades muy altas una de las soluciones consistiría en hablar con el encargado y gestor de las tarjetas de crédito del banco e intentar convencerle comentándole el problema. Otra alternativa consistiría en vender todo lo que sea posible empezando por los muebles y terminando con el coche. Los bienes tarde o temprano terminarán recuperándose, siempre hay que dar prioridad al pago de las deudas.

Es imprescindible revisar los requisitos necesarios para que sea posible aplicar la ley de segunda oportunidad. Lo que hace esta ley es saldar la deuda pendiente, es decir la anula por completo. En caso de que el importe a pagar dañe el patrimonio de la persona que ha solicitado el préstamo éste puede ser erradicado por completo.

Repara tu Deuda ha sido el primer despacho de abogados especialista en la Ley de la Segunda Oportunidad en España, y están ayudando a miles de personas que se encuentran en peligro de perderlo todo.

Es necesario y muy importante observar de cerca los gastos e ingresos mensuales, semanales y diarios. Puede que comprar en Starbucks todos los días signifique estar de buen humor el resto del día, pero tal vez al bolsillo no le agrade tanto.

En muchas ocasiones las deudas de las tarjetas se crédito se forman debido a que las personas simplemente no saben cómo manejarlas; hay gente que no investiga más allá, no lee la letra pequeña y eso puede llegar a ser muy perjudicial.

Formarse en el sector de la economía y las finanzas aunque sea a un nivel muy básico ya que en esos momentos difíciles es fundamental, así como también mantener la cabeza fría y aprender a distribuir de forma correcta los ingresos. Por ejemplo; el 60% de las ganancias pueden distribuirse en el alquiler, la comida, transporte, etc. y el otro 40% en pagar deudas. Puede parecer muy difícil al principio pero es necesario.

Por otro lado hay que eliminar por completo todos esos gastos innecesarios como las salidas con amigos, las copas, el cine, el taxi, la gasolina (en caso de que sea posible utilizar el metro o autobús en su lugar), incluso conseguir un segundo trabajo podría ayudar.

Siempre hay que evitar comprar cosas por plazos, ya que en ocasiones se pueden llegar a acumular estos objetos que en principio tampoco eran tan necesarios.

Un grave error es contar con el crédito como un ingreso, hay muchas personas que ya esperan el dinero que se les presta. Esta es una costumbre muy negativa.

Si no hay fuerzas para cargar con las deudas lo mejor es acudir a Repara tu Deuda y empezar el tramite de la Ley de la Segunda Oportunidad y posteriormente tomar consciencia de una correcta gestión del dinero para no volver a cometer el mismo error 2 veces.

Contacta con nosotros

He leído y acepto la Política de privacidad y condiciones de uso del portal

Acepto el uso de mis datos para la gestión del registro de usuario, de la relación comercial y ejecución del contrato, en su caso.

Hola, estoy ONLINE 👋
¿En qué puedo ayudarte?